“El ámbito laboral es el marco ideal para desarrollar políticas de prevención impulsadas de forma conjunta por la administración y las propias empresas”. Especialistas en adicciones, responsables políticos, representantes de entidades del Tercer Sector y profesionales del ámbito laboral, jurídico y académico coinciden en que, inmersos en la cuarta revolución industrial, “La ludopatía no tiene un marco específico en el ámbito laboral. Hoy, en la mayoría de los casos, se aplica un tratamiento disciplinario. Deberían ponerse en marcha mecanismos para prevenir y reparar las consecuencias. Es necesario incluir la ludopatía en las políticas de gestión de riesgos laborales, siguiendo la recomendación del OIT. También, establecer mecanismos de suspensión de la relación laboral para no perder el empleo por esta adicción” y es necesario abordarlas de forma integral con respuestas coordinadas desde distintos ámbitos. Así lo han puesto de manifiesto en la jornada “¿Te la juegas? Las ludopatías irrumpen en el tratamiento” organizadas por el Servicio de Adicciones de la Concejalía de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Valencia y Patim y cuyas intervenciones se pueden consultar aquí: Enlace al monográfico.

“Existe un marco legal sobre el juego en el ámbito estatal y se ha avanzado en el anteproyecto de ley de la Comunidad Valenciana. No obstante, queda pendiente poner en marcha los mecanismos necesarios para controlar de forma real el acceso de menores al juego on line y a las salas de juego presencial. Así como establecer unos mecanismos eficaces de control y actuación para frenar la publicidad “agresiva” que se dirige hacia adolescentes y jóvenes”, advierten.

Este monográfico recoge y pone sobre la mesa el tratamiento del trastorno del juego desde un enfoque jurídico y laboral. También se ha abordado la gran preocupación que engloba “jóvenes y juego” y se ha hecho explícita la necesidad de un marco legal que proteja a la ciudadanía.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.